Reflexiones, experiencias y todo aquello que me ayude a subir, desplegando alas, volando juntos...

viernes, 18 de marzo de 2011

La psique según Jung


Carl Gustav Jung nos habló del contenido de la psique humana. Para Jung esta psique era llamada “el Self”, el “sí mismo” en su expresión psicológica del ser humano. Gracias a esta manifestación de la conciencia psíquica el hombre es consciente de los contenidos de su alma y los clasifica, los analiza y utiliza para su crecimiento interior.
Concretamente Jung dividió el contenido de la psique en tres partes;
-El YO, formado por todos los pensamientos de la mente consciente y que están presentes en el “ahora” de la persona.
-El Inconsciente personal, al cual Freud llamó subconsciente, que es aquella parte de nuestra mente donde guardamos las memorias a las que solemos recurrir con mas frecuencia en nuestro día a día, también recuerdos accesibles y en general toda aquella información que sea susceptible de ser “rescatada” de la memoria para ser utilizada por nosotros. Ocurre que todas esas cosas están habitualmente condicionadas por los premios, castigos o mensajes que a lo largo de nuestra vida hemos acumulado y que conforman nuestra autoimagen. En nuestro inconsciente personal, (subconsciente), dejamos las tareas mecánicas, hacemos que se ocupe de nuestras funciones automáticas por medio de los sentidos. Por ejemplo, sientes hambre e inmediatamente buscas algo de comer, en realidad hacía un rato que tu subconsciente te estaba tratando de decir que “ya es hora de que te alimentes”, pero tu quizás estabas tan ocupado en tus quehaceres que no reparabas en eso hasta que en tu mente ha surgido la imagen de un bocadillo. ¿Qué es lo que ha traido esa imagen a tu mente?; tu subconsciente.
El subconsciente es amoral en su naturaleza, es decir, no se siente bueno ni malo haga lo que haga pues él tan solo busca satisfacer sus necesidades e instintos. Todos sus contenidos son personales y llenos de sentido para cada uno, aunque en el consciente tengan que ser reprimidos, modificados o incluso ignorados por las censuras personales o sociales. Es a través de los sueños cuando dejamos que esos contenidos campen a sus anchas por nuestra mente, que organizen historias, que sean los amos por unas horas de nuestra imaginación casi sin límites. Cuando el subconsciente se expresa nos podemos conocer mejor a nosotros mismos.
-El Inconsciente colectivo, formado por multitud de experiencias creativas de todos los seres humanos en todos los tiempos de su existencia, son experiencias compartidas por toda la humanidad, pueden ser místicas, religiosas, culturales, literarias, musicales...o la ya tan famosa experiencia al borde de la muerte. En todas ellas hay afinidades comunes muy difíciles de explicar con la mente lógica. ¿Cómo pueden coincidir dos personas geográficamente tan apartadas y aparentemente tan desconectadas entre sí como un indio del amazonas y un japonés?, sin embargo, en muchas experiencias sus relatos serán asombrosamente parecidos. Según Jung, esto ocurre porque todos los inconscientes de los seres humanos terminan por conectarse, y esto explicaría también los reconocimientos inmediatos de personas en una primera cita, o de lugares, símbolos o mitos. De alguna manera toda la información está disponible para todos a través de ese canal llamado inconsciente colectivo. En cierto modo creo que Jung fue un precursor de la teoría del campo unificado de conciencia, teoría en la cual basan los científicos sus estudios de la física cuántica. El contenido del Inconsciente colectivo es mágico por su belleza, fuerza de expresión y de realización para el hombre, son los llamados Arquetipos, energías primarias compartidas, carentes de una sola imagen, pueden adoptar diferentes imágenes según la cultura que los acoja, pero poseen un significado común a todas las conciencias. Están muy presentes en nuestras vidas, a pesar de que los disfracemos o queramos ignorarlos por nuestros egos.
Un abrazo para todos, espero que os puedan servir estas reflexiones sobre las enseñanzas de Carl Gustav Jung.

No hay comentarios:

Publicar un comentario